Displaying items by tag: Saguaro National Park
Thursday, 25 July 2019 18:18

Una aventura inesperada

Afortunadamente, desde que estoy en el parque he tenido varias aventuras inesperadas. Les voy a contar sobre mi fin de semana de aventuras con unos de mis colegas- Alexis, Jesús y Hannah. Mi jefe nos dio información para viajar, conocer y reunirnos con los guardabosques del monumento nacional de Coronado y las montañas Chiricahua. Como equipo, salimos temprano del parque hacia Coronado, que esta ubicado en las montañas de Huachuca. Me sorprendió ver la frontera entre México y los Estados Unidos tan cerca y clara. El propósito de ir a Coronado era conocer su centro de visitantes, conocer los guardabosques y los pasantes (Zac, Estefanía, Miguel, Kelsey, Brooke, Cody, Erin y otros) y además limpiar la cueva. Siendo lo último uno de mis sueños. Me parecio gracioso, porque recuerdo haber dicho hacía tres o cuatro semanas atrás que yo deseaba ir a dentro de una cueva pues hace más de diez años que no estaba en una- y mi sueño se cumplió. Yo deseaba ésto porque el calor de Tucson esta al máximo (más de 110 grados F) y las cuevas ofrecen un escape del poderoso sol .

Yo pensé que el objetivo de limpiar la cueva era para recoger basura, pero esto no fue la única razón. Cada año, los parques reúnen guardabosques y pasantes para limpiar los grafitis y vandalismo dentro de las cuevas ya que éstas sufren cuando no hacemos nada. Entonces, hicimos un gran equipo realizando una caminata por un sendero que fue corto, pero intenso. Caminamos 0,5 millas, alcanzando una buena elevación cual estuviéramos subiendo muchas escaleras. Nuestro punto para recuperarnos fue en la entrada de la cueva. Allí, hablábamos sobre los riesgos de entrar a la cueva, los murciélagos y las instrucciones en cómo a limpiar los grafitis (cepillos y botellas de agua). También, cada persona que entraba tenía que usar un casco con linterna. Fue increíble  estar dentro de una cueva tan profunda y grande. No lo puedo describir bien, pero fue como si yo entraba en un mar de piedras;  sentía como si estaba nadando en la oscuridad hasta el momento que prendí mi linterna. Hicimos un ejercicio antes de empezar la limpieza en donde nos sentamos juntos en medio de la cueva y apagamos todos las linternas sin un propósito claro. Yo elegí tomar este tiempo para meditar y agradecer este momento para estar en una cueva linda con amistades. Pero te digo que la oscuridad de una cueva es totalmente algo único- es tan, tan oscuro que no puedes ver a nada o nadie, ni tu propia mano en frente de tu cara. Después empezó la limpieza de la cueva, que duró hasta la tarde. El cambio de clima cuando salíamos de la cueva fue un poco intenso- la cueva era más fría, comparada con el desierto afuera. Honestamente, yo estaba un poco medio nerviosa cuando entre a la cueva la primera vez, pero me sentí más cómoda cuando estábamos todos juntos con nuestro equipo. Después de la limpieza, fuimos al centro de visitantes, donde todo esta completamente bilingüe e interesante- las exhibiciones incluyen algo de nuestra comida del área, una ofrenda y los conquistadores. Junto a mi equipo de Saguaro, salimos a las 3:30 de la tarde, para llegar a Tucson a las 5.

Al siguiente día, nos reunimos otra vez (Alexis, Jesús, Hannah y yo) para manejar hacia las montañas de Chiricahua. Las montañas de Huachuca están ubicadas al sur este de Saguaro y las montañas de Chiricahua están completamente al este. Llegamos a las 9 de la mañana para explorar el centro de visitantes y reunirnos con Zac, Miguel, Ynes, Estefanía, Cody, Brooke, Kelsey y Erin. Hicimos una caminata de 4,5 millas por el sendero llamado “Echo Trail”. En medio de nuestra caminata, hicimos una actividad de interpretación pues todos nosotros, incluidos las personas que vivían en el parque, tienen historias para compartir. Primeramente, hicimos una actividad que fue una mezcla de “Pictionary” y “Telephone”- que yo ya había hecho antes y después hicimos una actividad en donde escogimos una cita de personas famosas y discutimos los sentidos de estas citas. La caminata fue increíble y quisiera regresar muy pronto. Salimos de allí a las 4 y llegamos a Tucson a las 6. El sábado fue nuestro último día juntos y nos reunimos una vez más en Coronado. Muchas personas faltaron- solamente fueron Zac, Cody, Erin, Miguel, Ynes, Estefanía, Karly y yo. Hicimos una actividad de interpretación, en donde teníamos dos versiones de la historia de cómo esa tierra fue conquistada y tuvimos una discusión sobre ésto. Después, Karly, Miguel, Ynes y yo hicimos una caminata de 3 millas hasta la cima de una montaña y fue maravilloso. Esta caminata también fue increíble y quisiera regresar muy pronto. Es muy, muy bueno que nos reuniéramos en varios parques para aprender más sobre el sureste de Arizona y además ahora tengo nuevos amigos. Finalmente, voy a trabajar con Miguel, Ynes y Estefanía porque ellos son estudiantes de biología en Agua Prieta, México y van a estar en Tucson hasta finales de julio. Un elemento adicional de nuestros viajes es que ellos tres no hablan inglés y algunos de nuestros alumnos no hablan español, entonces Zac, Alexis, Jesús y yo fuimos traductores- y esto me gustó mucho. A veces, es difícil  tener discusiones profundas, pero al mismo tiempo estoy muy agradecida y aprendí mucho más.

Published in EFTA intern blog
Wednesday, 24 July 2019 17:19

Lupe- Next Gen Ranger y Una Persona Influyente

En mi corto tiempo como pasante, he conocido muchas personas que son amables e inteligentes. Pero, la persona más influyente para mi desde el comienzo ha sido Lupe. Con Lupe me entrevisté para esta pasantía,  también, fue la primera persona que conocí el primer día trabajando para el parque. Se puede decir que Lupe es mi colega  y mi jefe al mismo tiempo, aunque tenemos casi la mi edad. Yo trabajo con Lupe más que otras personas, porque estamos involucradas en el mismo proyecto. En el mes de julio, yo voy a estar encargada del proyecto de fenología de los saguaros. Lupe es un Next Gen Ranger y  trabaja para el parque desde el 2017. Ell@ también trabaja con Ironwood Tree Experience, una organización sin fines de lucro local. Me gustaría comenzar en una trayectoria en donde me pueda desarrollar como un Next Gen Ranger, como Lupe, y así continuar mi carrera en el parque. Lupe es alguien que siento muy cercana, porque compartimos ideas similares sobre la diversidad en el parque. El parque exige ser apolítico, sin embargo, es muy importante reconocer las controversias y tener discusiones intelectuales sobre estos temas. Especialmente si consideramos cómo mejorar nuestros proyectos, ser más inclusivos hacia nuestra comunidad y diversificar nuestra metodologías. Mi sueño es a trabajar junto a Lupe en el parque, durante el próximo año.

Published in EFTA intern blog
Wednesday, 24 July 2019 17:15

Esta tierra no es suya, ni es mía.

Esta tierra no es suya, ni es mía. Esta tierra es de todos nosotros, pero al mismo tiempo todos somos visitantes.

Es fácil decir que todos los días que estoy trabajando, estoy aprendiendo algo nuevo. Tal vez, es muy difícil escoger solamente una cosa para este diario. Desafortunadamente, así como he aprendido muchas cosas buenas, también aprendí sobre algunas  malas. Ahora voy a compartir algo nuevo que yo he aprendido que es muy bueno. Yo le comenté a mi supervisor sobre mi interés en la arqueología del parque. Entonces, pude trabajar dos días consecutivos con el único arqueólogo del parque, Ron Beckwith. Él ha trabajado con el parque por más de 10 años. Inicialmente, hicimos una caminante en un parte del parque que hasta recientemente era un rancho de vacas. Esto fue en la parte este del parque, cerca de las montañas de Rincón. Pusimos “waddles- que son mezclas de “mulch” y madera seca, para cubrir la entrada del rancho. Hicimos esto para proteger la tierra de la erosión. Interesantemente, esta tierra tiene varios artefactos de la gente indígena que vivían aquí hace años y basura del Conservation Corps de 1930’s. Todos los artefactos que encontramos aquí, debemos dejarlos en esta área pues es propiedad privada y protegida. Las únicas cosas que sacamos de allí son piezas raras y son parte de la colección que el parque quiere preservar. Encontramos varias partes de ollas, platos- utensilios de arcilla. Sin embargo, yo comenté que sería muy interesante si encontrásemos la punta de una flecha y fui- justamente yo fue la única que encontró una lo cual fue una sorpresa. Ron puso la punta de flecha en una funda, escribió mi nombre y me dijo que esta punta sería guardada en los archivos. Esel mismo día, viajemos al Western Archeological Center (WAC), ubicado al oeste del parque. Allí vimos toda la colección del parque- con objetos muy antiguos como joyas, sandalias, ollas y cosas de 50 años atrás tal y como pinturas, mesones, gorras del 1930’s Conservation Corps. Inclusive, la colección tiene las semillas de maíz (o como mi madre ecuatoriana dice, choclo) más antiguas de esta zona. Recientemente me enteré que nos gusta, como seres humanos, guardar aquella partes de nuestra historia que nos gustan más. Es imposible a guardar todo, entonces mi idea es que la colección refleje el 10% o menos de lo que fue descubierto. Fue muy interesante a ver el proceso de cómo ellos limpian, guardan y clasifican los objetos de la colección. El segundo día, Ron y yo nos encontramos a las 5 de la mañana para ir a otro parte del parque donde se encuentran los restos de las casas de la tribu Hohokam. Los Hohokam vivieron en los años 300-1500 AD, y la única cosa que ellos dejaron adicionalmente a los pedazos de ollas, fueron piedras que estaban alrededor de perímetro de las casas o cuartos. Nuestra prioridad fue dibujar mapas impresos a escala, para luego hacer mapas digitales. Fueron seis casas y este proceso, con reglas, lo hicimos hasta las 11 de la mañana, hasta que eran más de 100 grado F en el exterior. Disfruté mucho de aprender algunos aspectos del trabajo de Ron. Para mi, este trabajo fue relevante porque yo tomé una clase en la universidad de Arizona, “Environmental Archaeology”, y tengo algo de conocimiento sobre arqueología básica. También, Ron sabe mucho más sobre el parque, de los valores de los recursos culturales- algo sobre lo cual sigo interesada en aprender más de nuestro parque.

También, algo que me gustaría considerar es la historia de nuestro lugar y cómo los seres humanos usaron la tierra antes de nosotros. Esto es algo que deberíamos siempre considerar antes de usar un sitio para investigaciones científicas, especialmente porque el desarrollo de la ciencia es uno de los  objetivos del parque.

En palabras de Ron, “patate”  o un tipo de cuarto que las personas nativas tenían, él me dijo que esta palabra es “español”, pero yo nunca la he escuchado o usado, creo que es parte del español nativo de esta zona.

Published in EFTA intern blog
Wednesday, 24 July 2019 17:05

Detallando la Fenología del Cactus Saguaro

Mi proyecto principal, pues estoy involucrada en otros proyectos más pequeños, consiste en detallar la fenología del cactus saguaro y observar sus botones, flores y frutos. Este proyecto utiliza dos personas del parque trabajando lunes, martes, miércoles, jueves, viernes y sábado durante los meses de abril a julio, capturando fotos de las coronas de 55 saguaros en el parque oeste. Aquí, la gente de la nación Tohono O’odham, gente indígena desde los años 1400’s, utilizan el tiempo del saguaro y la cosecha de su fruta como su calendario, por ejemplo, su año nuevo empieza cuando la fruta madura. Se que la fruta del saguaro tiene un valor y significado muy especial para la gente Tohono O’odham, pero desconozco su alcance pues nunca he tenido la oportunidad de aprender más sobre ellos. La gente Tohono O’odham viven cerca del oeste del parque, ellos son muy exclusivos y muy particulares en cuanto a quién puede entrar. Lo positivo es que el parque permite que ellos puedan solicitar permiso para agregar las frutas del saguaro, como sus ancestros, y mantener ese valor cultural. Para todos nosotros, visitantes del parque (inclusivamente los residentes de Tucson), no nos está permitido a cosechar la fruta o sacarla del parque.

Hay mucha más información sobre los Tohono O’odham y su relación con el saguaro, pero el alcance de mi proyecto es alrededor de ésto. Es importante reconocer la historia de la tierra antes de entrar y estudiarla, como mi colega Lupe, me enseñó. Al principio de este proyecto, la única manera de observar la fenología de los saguaros fue cortando la corona del saguaro y registrando sus características. Realmente eso no era un estudio de fenología  pues la fenología implicaría solamente observar y dejar la planta a sobrevivir en sus condiciones prístinas. Este tipo de estudio era muy invasivo al ambiente y se debía esperar que las coronas crecieran nuevamente para cortarlas otra vez más y observarlas. Diez años atrás, cambiamos nuestra metodología y usábamos binoculares, papel y pluma para contar los botones (buds) y flores. Hace 3 años atrás, usábamos una cámara Nikon y una tableta, con un “selfie self” para capturar las coronas más altas de los saguaros. Felizmente, mi primer día del trabajo, marcó el primer día que usamos una nueva tecnología: un Go Pro en vez del Nikon con la tableta, con un “selfie stick” y dos personas. Ahorramos mucho tiempo usando el Go Pro y yo estoy encargada de los datos. Cada lunes, yo saco las tarjetas SD y obtengo todas las fotos para nuestro Google Drive. Nuestro Google Drive contiene carpetas de todos los saguaros facilitando entonces el proceso de organizarlos y identificar los saguaros. Adicionalmente, contamos cuantos botones, flores y frutas vemos en las fotos. Es útil estar organizados para la gestión de datos (data management), debido a la cantidad de fotos semanales. El culminación de este proyecto dependerá de cuando llegue el monsoon (las lluvias del desierto), ya que éstas fermentan las frutas. Este año esperamos terminar el proyecto hacia finales de julio del 2019.

Published in EFTA intern blog
Wednesday, 24 July 2019 16:53

Mi parque - Saguaro National Park

Bienvenidos a mi parque, Saguaro National Park, está ubicado a  8.4 miles de mi casa, sin embargo mi familia y yo hemos visitado este parque un total de 3 veces en mis 23 años de vida. De hecho, cuando yo le dije a mis padres que iba a hacer una pasantía en Saguaro National Park, mis padres no sabían cuál parque era pues también vivimos cerca de Colossal Cave y Sabino Canyon aunque ninguno de estos son parques nacionales. Yo participé en  dos carrera en el parque en septiembre de 2017 y 2018, para la feria “Labor Day”.

El parque nacional esta dividido en dos partes- Saguaro National Park Este y Saguaro National Park Oeste. Yo solo conozco la parte este, porque está ubicado más cerca de mi casa. La primera vez que visité el parque oeste fue en mi primer día de trabajo.

La diversidad del desierto de Sonora es algo muy especial. Compartimos este desierto con México incluyendo el mar de Cortez. Mucha gente, cuando piensa en un desierto y no son de aquí, piensan que un desierto es un paisaje seco y con plantas muertas. Con certeza, les puedo decir que el desierto de Sonora es exactamente lo opuesto. Durante varias estaciones, el desierto siempre tiene plantas y animales vivos y vibrantes. En vez de describir este desierto con el color café/marrón, me gusta usar el color verde. Tenemos palo verdes, saguaros, ocotillos, pastos/hierbas, prickly pear, agaves- todos estas plantas y más encarnan el verde. Tenemos también cualquier cantidad de animales: tortugas, gila monsters, halcones, roadrunners (corre caminos), osos, leones de montaña, linces, jabalies, coyotes, cascabeles, abejas, colibries, coatis, y mucho más. Todos los días, camino con mis ojos bien abiertos y mis orejas alertas para ver estos animales y agradecer por ellos más.

Published in EFTA intern blog
Wednesday, 17 July 2019 13:58

Presentarte

Hola amigos soy Melisa, pero me apodo Mely. Mi madre es de Ecuador, mi padre es de Nueva Jersey, pero yo soy de Tucson, Arizona. Toda mi vida crecí en el sureste de Tucson, lugar bendecido con abundancia de saguaros, puestas de sol ardientes y noches de cielos estrellados. Durante mi tiempo en la preparatoria, yo decidí estudiar ciencias del medio ambiente. En diciembre del 2018, me gradué de la Universidad de Arizona con los títulos de ciencia del medio ambiente y español y portugués. Apliqué a esta pasantía porque tengo gran interés en el ambiente local y además para tener oportunidad de trabajar en una agencia del gobierno. En el verano del 2018, yo viajé a los parques nacionales de Yellowstone y Grand Tetons por mi primera vez- y abrí mis ojos al mundo de los guardabosques. Me gustaría quedarme aquí en Tucson porque estoy muy orgullosa de nuestro espacio único y quiero seguir ayudando a proteger y mejorar nuestro ambiente. Una parte de mi historia que siento debe ser parte de esta introducción es que yo crecí con padres y abuelos que no fueron entusiastas del medio ambiente o de estar afuera para explorar la naturaleza. Mis abuelos no hablaron inglés, entonces muchas de mis memorias con ellos fueron en nuestra casa, donde podíamos expresarnos y disfrutar de nuestra cultura latina con libertad. Es importante resaltar que la parte de Tucson de donde yo soy, ya casi no existen latinos- la mayoría son caucásicos. Si viajas una hora al oeste, media hora al sur, o una hora hacia el norte, hay comunidades mexicanas y chicanas que son vibrantes, pero Tucson como ciudad es tan grande que ya no es nuestra realidad, ni el lugar para estar con otros hispanohablantes como en mi infancia. Por todo lo anterior, nunca me inspiró ir agradecer a nuestro Desierto de Sonora. Mi primera caminata fue durante mi tiempo como estudiante de la universidad, en contra de la opinión de mis padres. Hoy en día, yo siento que cuando estoy afuera estoy intentando ganar el tiempo perdido que no tuve cuando niña. Esta pasantía significa un hito en mi vida que yo elegí y comencé a crecer mis raíces en la tierra y las cuales quiero seguir creciendo. ¡Saludos amigos, gracias por leer mi introducción y espero conocerlos a todos!

Published in EFTA intern blog
Wednesday, 15 May 2019 14:29

Mely Bohlman

I’m Melisa Bohlman, but I go by Mely. I studied Environmental Science, Spanish and Portuguese at the University of Arizona and graduated last December. Currently, I work for Environmental Education Exchange, teaching middle school students in Tucson and Nogales about energy efficiency in our technology and behaviors, as well as our distribution of natural resources. I’ve grown up thanking Tucson for the sunrises, sunsets, starry skies and strong succulents, so it is a dream come true to be working with Saguaro National Park. I’m really passionate about combining my Ecuadorian heritage and culture to the surrounding environment and keeping the humanities alive in this technologically-driven society. I have been fortunate enough throughout my college education to have traveled to the Ecuador’s Amazon Rainforest, the Galapagos Islands, and various coastal cities of Brazil. I also value the importance of bringing more cultural diversity to our national parks, especially being in a geographic space that is close to the border and is a biodiverse nexus (thank you Sonoran desert!).

 

Published in Intern Bios
Wednesday, 23 May 2018 15:18

Desert Greetings & Gratitude

Hello everyone, my name is Sarah Au (they/them/theirs). I am an intern for Saguaro National Park in Tucson, AZ as part of the 2018 Latino Heritage Internship Program. Tucson, AZ is on the traditional homelands of the Tohono O’odham Nation and Pascua Yaqui People. I was born in Tucson, Arizona and raised among desert people and saguaros, where summers smelled of creosote.

Published in Blog
Wednesday, 13 June 2018 15:14

Summer Selfies with Saguaros

Summer is almost a week away and saguaro blooming season is in full swing at Saguaro National Park. The saguaro blossom is Arizona’s State Flower, and every morning in the field I’m reminded why. These sacred blossoms bloom for less than 24 hours, opening at night and remaining open only through the next day. During this time, their pollinator birds, bats and insects are attracted to these creamy-white blooms with yellow-fragrant centers that look like farm-fresh eggs and smell of the flesh of fresh cut calabaza.

Published in Blog
Friday, 22 June 2018 15:09

Paloma Pitayera

It’s been a month to the day that I finally learned the name of the birds that I’ve spent my lifetime of summers with. Before then, I never knew what to call these grayish-brown and round, ruler-long morning risers. But I did know that every year, a few months before summer rains, they would return with their songs. The songs that have been the score to my summers for seasons.

Published in Blog
Page 1 of 2